UD Las Palmas × en la web de aficionados del UD Las Palmas.
UD Las Palmas
La red social de aficionados de la
UD Las Palmas
Nuevo tema

REAL MADRID CF vs UD LAS PALMAS

¡Valora el tema!
Total

 

1 voto
cubaldo1952
cubaldo1952 el 25-02-2017 a las 11:54:37

La imagen puede contener: texto
Tu comunidad,
en tu móvil
cubaldo1952
cubaldo1952 el 02-03-2017 a las 11:59:42

Sale la UD del Bernabéu con la cabeza alta y un empate que en absoluto premió su exhibición de grandeza. Fue mejor que el Madrid en todo, bordeó la proeza con una insultante superioridad, silenciado Chamartín, y se mantuvo en pie siempre. Un golpe de suerte, con empujón arbitral añadido, metió al anfitrión en la pelea de un partido sin justicia en su desenlace pero que inyecta en vena toneladas de estima.

Lo que la historia negó a mitos como Aparicio, Germán, Tonono, Guedes, Mamé León, Carnevali, Brindisi o Felipe, someter y ganar al Madrid en su estadio, el Everest de este deporte, a punto estuvo anoche de hacerse carne en Tana, Boateng, Roque, Jesé, Viera y todos los artistas que dejaron una luz inolvidable con una actuación soberbia, que pasará a la hemeroteca por derecho propio aunque se quedara sin el sello final, el de un triunfo que se escurrió de la manera más lastimosa posible. A cinco minutos del final mandaba por 1-3 Las Palmas y con un futbolista más sobre el campo. Un mal rato y dos peores decisiones del colegiado hicieron el resto para que el Madrid alcanzara a empatar en una noche que perteneció siempre a la UD, para orgullo y propaganda.

El comienzo del partido trajo dinamita. La noticia, que fuera en las dos áreas. Golpeó primero el Madrid queriendo marcar territorio, en una pretensión de no admitir rebeliones. Fue Isco el que encontró un agujero para plantarse ante Varas y hacer el primero. En orsay entró el malagueño para definir por abajo. La reacción de la UD fue imponente. Segundos le duró al Madrid la ventaja. Justo hasta que Tana culminó una larga y pausada jugada en la que él le metió una velocidad endemoniada para revolverse por dentro ante Ramos y definir con un derechazo tremendo. Toque con el interior y, de inmediato, orientación con el exterior para aclarar el pasillo hacia Navas y zapatazo a la red en una secuencia de perfección. El partido se iba a pelear, por si quedaba alguna duda. El 1-1 trajo momentos espectaculares de la UD, capaz de sujetar al anfitrión y amenazar con el segundo. Lo tuvo Jesé a majestuoso pase de Viera. Carvajal le encimó y tapó un disparo que olía a gol. Daba gusto ver a Las Palmas en su versión más madura, sin vértigo a retar al Madrid. Ahí apareció Roque para dominar la pradera y meterle criterio a cada pelota. Nadie esperaba una UD con semejante cuajo, perfectamente repartida, con sincronía entre líneas, un esfuerzo solidario encomiable, fundamental en desfiladeros como Chamartín, donde un mal paso es sentencia de muerte. Sin noticias de Cristiano arriba, con Bale atascado ante Dani Castellano, ni siquiera la desgraciada lesión de Bigas, que se pegó un trompazo con Dani Castellano y tuvo que ser retirado, desconectó a Las Palmas, que acumuló dos acciones más en los dominios de Navas. Corría la media hora y Jesé percutió como una liebre por la derecha y dejó un caramelo a Boateng, libre de marca y con todo a favor para descerrajar otro. El alemán debió confiarse y verlo hecho porque su remate fue calamitoso y se marchó al limbo. A reglón seguido le tocó a Vicente, cuyo testarazo envenenado lo sacó Ramos cuando iba para dentro. Y corrían y corrían los minutos sin cambio de escenario. Dominio y pelota eran para la UD, sostenida por Viera y Roque, omnipresentes e infalibles en la toma de decisiones. Por momentos, el Madrid quedó reducido a verlas venir, incapacitado para otra cosa y retratado por un murmullo ambiental inequívoco. El meneo llegaba a estas dimensiones.